lunes, 23 de enero de 2012

LARRY EYLER "EL ASESINO DE LA AUTOPISTA" (ESTADOS UNIDOS)

Biografia:
.
Larry Eyler nacio el 21 de diciembre de 1952 (1952-12-21) en      Crawfordsville, Indiana, se convertiria en uno de los peores asesinos de Estados Unidos.
.
Entre marzo de 1982 y mayo de 1984, un frenético homicida llenó de cadáveres las carreteras de Illinois e Indiana. Sus víctimas fueron homosexuales, a los que mutilaba y reemplazaba los calcetines.
.
El 22 de marzo de 1982, a las afueras de Lexington, Kentucky, comenzó un capítulo de homicidio reiterativo con la muerte a puñaladas de Jay Reynolds. El 3 de octubre siguiente, Delvoyd Baker, de 14 años, fue estrangulado y su cuerpo arrojado en un camino de Indianápolis. Veinte días después, la policía recobró el cadáver de Steven Crockett en una carretera de Kankakee, Illinois; estaba mutilado y con los intestinos de fuera. Todas las víctimas eran homosexuales. También en Illinois, el cadáver de otro homosexual, Robert Foley, fue abandonado en un terreno cerca de Joliet. El 4 de noviembre de ese mismo año, Craig Townsend, de 21 años, sobrevivió el ataque de un hombre que había contratado sus servicios sexuales. Townsend pudo aportar señales que posiblemente hubieran derivado en la captura de su agresor, pero prefirió evitarse problemas y huyó del hospital en que lo atendían.
.
Era 1982, las agencias policiacas de la Unión Americana no tenían computarizados sus registros, trabajaban por su cuenta y rara vez intercambiaban información. Por ese motivo, las autoridades de Indiana e Illinois no relacionaron de momento los homicidios. El predador no reparó en esos pormenores: los ataques fueron continuos y aumentaron en brutalidad.
.
Para cerrar 1982, el 28 de diciembre, la policía de Indiana recobró el cuerpo de Steven Agan, de 23 años, que mostraba un tajo en la garganta y múltiples heridas en el abdomen causadas por un arma punzocortante; los intestinos estaban expuestos. En este homicidio hubo un detalle que llamó la atención de los detectives: los familiares de la víctima dijeron que los calcetines que traía puestos Agan no eran de su propiedad. El mismo 28 de diciembre, John Roach, de 21 años, residente de Indianápolis, fue asesinado a puñaladas y su cuerpo arrojado a las orillas de la Interestatal 70, en el condado Putman, a aproximadamente hora y media de donde fue hallado Agan.
.
Por la cercanía de ambos puntos, los cuerpos recuperados en los condados de Vermillion (Agan) y Putman (Roach) fueron enviados al Hospital Bloomington para su examen. El patólogo John Pless encontró las suficientes similitudes entre ambos homicidios que no dudó en señalar que las víctimas habían sido sacrificadas por el mismo individuo. Sus conclusiones las dio a conocer a la policía, pero ésta no le creyó.
.
Mientras que la policía se mantenía en su postura de no pasa nada, la comunidad gay de Illinois e Indiana sabía que enfrentaba a un asesino serial, por lo que se corrió la voz de que se extremaran precauciones.
.
Para las autoridades judiciales involucradas en los homicidios, las víctimas homosexuales, desentrañadas, a las que el criminal les reemplazaba los calcetines y en ocasiones los zapatos, no eran indicadores de que hubiera relación entre los delitos. Tuvieron que pasar diez asesinatos más, entre ellos el de un afroamericano, además de que el patólogo Pless seguía hallando la impronta de un mismo sujeto, para que la policía por fin se percatara de que tenían un homicida en serie caminando entre sus distritos rojos.
.
Finalmente, las autoridades judiciales de Indiana conformaron una fuerza especial y entre los primeros resultados que arrojó la investigación fue el antecedente de un hombre llamado Larry Eyler, quien había estado involucrado en varios episodios de violencia contra homosexuales. Al unirse a la fuerza la policía de Illinois se reafirmó la tesis de Eyler como el sospechoso principal. Se le puso vigilancia especial noche y día.
.
Larry Eyler no pudo luchar contra sus demonios internos y, pese al marcaje personal al que era sometido, visitó un distrito en rojo, donde contrató los servicios de un adolescente de 14 años. La policía lo detuvo, y si bien quedó libre, las autoridades revisaron su camioneta y su domicilio, donde hallaron varias pruebas que lo incriminaban en desapariciones y homicidios. Pero faltaban elementos para detenerlo de manera definitiva.
.
La oportunidad llegó la madrugada del 21 de agosto de 1984, cuando un plomero, al hurgar en un montón de basura, removió una bolsa negra, de donde salió una pierna. Un testigo declaró más adelante que había visto a Larry Eyler, quien vivía ahí cerca, arrojar el bulto.
.
Horas más tarde la policía llegó a despertar al sospechoso, quien dormía con un hombre cuando fue arrestado. Más adelante varios sobrevivientes señalaron al individuo como su agresor. Tras el juicio, Larry Eyler fue sentenciado a muerte. No llegó a su ejecución, murió el 6 de marzo de 1994 por complicaciones relacionadas con el sida. Dejó a su abogado un documento en el que confesaba 21 homicidios, aunque señaló que en cuatro de ellos había participado un cómplice que seguía libre. No dijo de quién se trataba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada